La Certificación Participativa Tosma

por Rick Wendling

El objetivo de Tianguis Orgánico de San Miguel de Allende (TOSMA) es desarrollar una red de productores orgánicos locales, proporcionar una certificación orgánica confiable de costo bajo y desarrollar mercados en donde los productores puedan vender directamente al consumidor a precios justos.

Pero ¿qué significa ‘orgánico’? Actualmente hay cientos de normas orgánicas privadas en todo el mundo y más de sesenta países han escrito versiones de las normas orgánicas en sus leyes. Muchos países, incluso México, exigen inspecciones formales y certificación antes de que un productor pueda comercializar su producto como orgánico. México reconoce dieciocho agencias distintas de certificación orgánica de tercera parte. Aunque la certificación aumenta la confianza de los consumidores en los productos comercializados como orgánicos, los costos altos, el papeleo y la burocracia de la certificación de tercera parte son una barrera para las pequeñas granjas familiares de México. Los pequeños productores, muchos de los cuales tradicionalmente han utilizado métodos que conforman las normas orgánicas, necesitan medios de acceso a los mercados orgánicos.

Afortunadamente, además de la certificación de 3ª parte, México reconoce la certificación por ‘Sistemas Participativos de Garantía’ o certificación participativa. Los sistemas de certificación participativa son sistemas de control de calidad de enfoque local. El proceso de certificación se lleva a cabo por los interesados, incluso los productores, procesadores y consumidores. El sistema está basado en la confianza, redes sociales y el intercambio de conocimientos. TOSMA ha adoptado un proceso de certificación participativa desarrollado por la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (IFOAM). IFOAM es una organización mundial que une más de 750 organizaciones miembros en 116 países. Con el uso de normas y procedimientos de certificación IFOAM, TOSMA asegura que antes de que un producto sea etiquetado como orgánico cumpla con requisitos estrictos reconocidos internacionalmente. Actualmente hay veintidós mercados orgánicos locales en México que usan la certificación participativa de IFOAM como método de garantía para sus productos.

Las normas orgánicas de IFOAM son detalladas y estrictas. Muchos productores locales que solicitan la Certificación Orgánica TOSMA no van a recibirla en su primera inspección debido a incumplimiento de alguna parte de las normas. Si un productor no logra la certificación debido a un problema menor, y opta por trabajar con TOSMA para alcanzar un estado orgánico, sus productos serán etiquetados “en transición” y se le permitirá vender en el Tianguis Orgánico mientras completa su certificación. Comprar a los productores que están en transición anima la expansión de la producción orgánica local y se beneficia el medio ambiente y economía de San Miguel. Sus productos ya son mucho más saludables para la gente y para el medio ambiente que los alimentos producidos convencionalmente.

El proceso de certificación TOSMA/IFOAM enfatiza la transparencia y la participación de los consumidores. Todos los productores que se unen a TOSMA tienen que permitir las visitas de cualquier otro miembro de la organización. Habrá información disponible de todos los productores en la mesa de TOSMA en el Tianguis Orgánico y los consumidores serán exhortados comentar y preguntar para aprender más de las origines de su comida y cómo se produce.

El grupo de trabajo de certificación de TOSMA ya está realizando las inspecciones de certificación de los productores locales y el grupo de trabajo del Tianguis Orgánico está ocupado en planear el tianguis. Si desea participar en TOSMA y ayudar con la certificación, con el Tianguis, o de cualquier otra manera, póngase en contacto con TOSMA en  tosma@live.com.mx

Acerca del autor: Rick Wendling vive en una casa auto-suficiente cerca de San Miguel de Allende y hace los mapas para Mapa Verde San Miguel.

Posted in Uncategorized.

TOSMA